Las personas físicas arrendadoras de bienes inmuebles destinados a viviendas tienen derecho a reducir el rendimiento neto positivo en un 60%, de conformidad con el artículo 23.2 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Tradicionalmente, la Administración tributaria solo permitía la aplicación de esta reducción respecto de rendimientos que fueran declarados por el propio contribuyente, de modo que, cuando era la Administración quien ponía de manifiesto la existencia de rendimientos no declarados, no se aplicaba esta reducción en la regularización que practicaba.

Esta práctica fue deslegitimada por el Tribunal Supremo mediante sentencia de 15/10/2020 (recurso 1434/2019), en la que, con base al principio de regularización íntegra, el Alto tribunal permitía aplicar también la reducción en aquellos casos en los que la Administración procedía a regularizar la autoliquidación presentada por el contribuyente, cuando no se hubieran incluido en dicha autoliquidación los rendimientos derivados del arrendamiento de vivienda.

 

Regulación actual

 

Con posterioridad a la sentencia del Tribunal Supremo, el artículo 3.2 de la Ley 11/2021, de 9 de julio, ha modificado el artículo 23.2 de la LIRPF, con efectos a partir de 11/07/2021, de modo que en los arrendamientos de inmuebles destinados a vivienda, la reducción sólo se aplica sobre los rendimientos netos positivos que hayan sido incluidos por el contribuyente en una autoliquidación presentada antes de que se haya iniciado un procedimiento de verificación de datos, de comprobación limitada o de inspección que incluya en su objeto la comprobación de tales rendimientos.

Además, se precisa que la reducción no se aplica respecto de la parte de rendimientos netos positivos derivada de ingresos no incluidos o de gastos indebidamente deducidos en la autoliquidación del contribuyente y que se regularicen en alguno de los procedimientos antes señalados, incluso cuando tales circunstancias hayan sido declaradas o aceptadas por el contribuyente durante la tramitación del procedimiento.

 

Otros datos de interés

 

No resulta de aplicación la reducción en los supuestos de arrendamientos de casas rurales o en los de arrendamientos de temporada (Resolución TEAC Unificación de criterio 8/03/2018). No obstante, si el arrendamiento tiene un período superior a un año y tiene como finalidad satisfacer la necesidad permanente de vivienda de un estudiante, sí resulta operativa la reducción (DGT CV 15-1-19).

Puede que te resulte de interés nuestro Curso Monográfico Asesor Experto en IRPF.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 1 Promedio: 5)