Pasos para disolver una comunidad de bienes

Publicado 1 octubre 2019 | Actualizado 2 agosto 2023 | 0 Comentarios

Los trámites para disolver una comunidad de bienes pueden resultar engorrosos.

Si no existen deudas y todos los socios están de acuerdo, el procedimiento es más sencillo, pero si no es así la situación se complica.

En este post vamos a darte las claves para abordar el procedimiento y la tributación de la disolución de una comunidad de bienes que lleva a cabo actividades económicas.

disolver comunidad bienes

¿Cuándo se puede disolver una comunidad de bienes?

Antes de liquidar una comunidad, necesitas saber en qué momento puede hacerse o quién puede solicitarla.

Estas son las principales causas legales que pueden motivar la disolución de comunidad:

  • Que finalice el plazo por el que la comunidad de bienes fue constituida.
  • Que se consiga el fin social que se perseguía.
  • Que exista la pérdida o destrucción total de la cosa, lo cual extingue el objeto de la comunidad de bienes.
  • Que alguno de los comuneros fallezca, o se declare insolvente o incapaz, a menos que el pacto constitutivo recoja otra solución.
  • Que una resolución judicial señale la obligación de disolver y liquidar.
  • Que la cosa común no pueda dividirse o al hacerlo pierda sus características. Aunque también los miembros pueden acordar a quién adjudicarla o subastarla y luego repartir el precio, tal como indica el artículo 404 del Código Civil.
  • Que cualquiera de los comuneros solicite la división de la cosa común. No es necesaria la unanimidad o el voto por mayoría, cualquier socio puede solicitar la división, aunque algún comunero se oponga.

Hay muchos más motivos que pueden ser causa de disolución, pero estos son los más generales.

Además, hay que tener en cuenta que la disolución y liquidación de las comunicades de bienes deben registrarse en escritura pública si se dan las condiciones del artículo 1280 del Código Civil: “si tiene por objeto la creación, transmisión, modificación o extinción de derechos reales sobre bienes”. Si no es así, no es necesaria la formalización en escritura pública.

Pasos a seguir para una disolución de comunidad de bienes

Los pasos básicos para proceder a una disolución de una comunidad de bienes serían los siguientes:

  • Liquidar las posibles deudas pendientes, tanto con proveedores o acreedores particulares, como con la Administración, ya sea Hacienda, la Seguridad Social u otros.
  • Reparto de bienes, si los hubiere, lo que deberá reflejarse en el contrato de disolución del que habéis informado previamente a la Agencia Tributaria. En realidad, es un reparto de bienes y derechos, en proporción a las cuotas de participación, y sigue el mismo régimen que las herencias.
  • Liquidar ITPAJD, modalidad operaciones societarias, siendo sujeto pasivo los distintos comuneros.
  • Dar de baja de las obligaciones fiscales en la AEAT tanto respecto de la comunidad como respecto de los comuneros en relación con ella (en particular, la baja en la obligación de efectuar pagos fraccionados a cuenta de IRPF).

Tributación indirecta

La disolución de una comunidad de bienes puede recibir los siguientes tratamientos en el ITP y AJD:

  • Sujeción a la modalidad OS (Operaciones Societarias): si la comunidad de bienes tributó por esa modalidad en su constitución, lo que requiere que la referida comunidad de bienes haya realizado actividades económicas.
  • Sujeción a la modalidad AJD (Actos Jurídicos Documentados): si no realizó actividades económicas, está constituida por bienes inmuebles y las adjudicaciones a los comuneros de los bienes comunes son proporcionales a sus cuotas de titularidad en la comunidad de bienes o, aun produciéndose excesos de adjudicación, estos son no sujetos.
  • Posible sujeción a la modalidad TPO (Transmisiones Patrimoniales Onerosas): si se han producido excesos de adjudicación mediando contraprestación en metálico. La sujeción a esta modalidad del impuesto es adicional a la que pueda corresponder conforme a lo expuesto en los supuestos anteriores.

Aun existiendo exceso, no se grava por TPO en los siguientes supuestos:

  • La división de la cosa común resulta imposible por ser el bien indivisible.
  • La división reduciría sustancialmente su valor y la totalidad del bien se adjudica a uno de los cónyuges con obligación de compensar al otro en metálico.
  • No sujeción a ninguna de las tres modalidades del impuesto: si la comunidad de bienes no realizó actividades económicas, no incluye bienes inmuebles ni se producen excesos de adjudicación sujetos al impuesto.

Tributación directa

A efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la disolución de una comunidad de bienes y la posterior adjudicación a cada uno de los comuneros de su correspondiente participación en la comunidad no dará lugar a una alteración en la composición de sus respectivos patrimonios que pudiera generar una ganancia o pérdida patrimonial, siempre y cuando la adjudicación se corresponda con la respectiva cuota de titularidad.

Solo en el caso de que se atribuyesen a alguno de los comuneros bienes o derechos por mayor valor que el correspondiente a su cuota de titularidad, existiría una alteración patrimonial en los otros, generándose una ganancia o pérdida patrimonial.

Autor: Equipo de redactores de Asesor Excelente.

Texto revisado por nuestros expertos en Fiscal, Laboral, Contable, Mercantil, etc.

Si consideras que nuestro contenido es inexacto, dudoso o está desactualizado, puedes contactar con nosotros para realizar las correcciones necesarias.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 1 Promedio: 5)

IVA aplicable a la comida a domicilio o para llevar

IVA aplicable a la comida a domicilio o para llevar

El artículo 91.Uno.2.2º de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido establece el tipo del 10 por ciento a los servicios de hostelería, los de restaurantes y, en general, el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto,...

leer más
Arrendamiento de una finca rústica para su aprovechamiento cinegético

Arrendamiento de una finca rústica para su aprovechamiento cinegético

El artículo 20.Uno de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, contiene en su número 23º la exención de los arrendamientos de terrenos, excluyendo del ámbito de la misma las siguientes operaciones: Los arrendamientos de terrenos para...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *