Imputación temporal de atrasos derivados de la actualización de un convenio colectivo 

Publicado 2 enero 2024 | Actualizado 14 febrero 2024 | 0 Comentarios

La Dirección General de Tributos ha publicado una Consulta Vinculante (CV1100-23), en la que se analiza la imputación temporal en IRPF de unos atrasos derivados de la actualización de un convenio colectivo.  

convenios colectivos

Normativa aplicable  

La imputación temporal de rentas se regula en el artículo 14 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, estableciendo como regla general, en su apartado primero, que los rendimientos del trabajo “se imputarán al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor”. 

Junto a esta regla general, el apartado segundo del mismo precepto contiene unas reglas especiales de imputación temporal, siendo una de ellas la relativa a los atrasos, que prevé lo siguiente: 

«b) Cuando por circunstancias justificadas no imputables al contribuyente, los rendimientos derivados del trabajo se perciban en períodos impositivos distintos a aquéllos en que fueron exigibles, se imputaran a éstos, practicándose, en su caso, autoliquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. Cuando concurran las circunstancias previstas en el párrafo a) anterior, los rendimientos se considerarán exigibles en el período impositivo en que la resolución judicial adquiera firmeza. 

La autoliquidación se presentará en el plazo que media entre la fecha en que se perciban y el final del inmediato siguiente plazo de declaraciones por el impuesto». 

Caso concreto de la consulta

En el caso concreto de la consulta planteada a la DGT, el trabajador describe que su empresa ha decidido abonar en marzo de 2023 unos incrementos salariales del año 2020, derivados de la actualización del convenio colectivo de hospedaje, suscrito y publicado en el año 2023.  

Contestación DGT 

Con base en la normativa antes expuesta, la DGT concluye que la imputación de los rendimientos objeto de consulta (importe resultante del incremento salarial de 2022) procede realizarla al período impositivo de su exigibilidad, circunstancia que se produce en este caso en 2023, al ser éste el año en el que se suscribe el convenio y se establece su abono.  

Para la DGT no se trata de unos rendimientos que los trabajadores pudieran exigir en el año 2022 y hubieran percibido un año después, por lo que no procede la aplicación de la regla especial de la letra b) del apartado 2 del artículo 14, sino la propia regla general prevista para los rendimientos del trabajo, es decir, el criterio de exigibilidad.  

Autor: Equipo de redactores de Asesor Excelente.

Texto revisado por Dña. Victoria Palomo. Inspectora de Hacienda del Estado. Asesora de la Unidad Central de Coordinación de delitos. Agencia Estatal de la Administración Tributaria.

Si consideras que nuestro contenido es inexacto, dudoso o está desactualizado, puedes contactar con nosotros para realizar las correcciones necesarias.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *