La Agencia Tributaria prevé que las ganancias patrimoniales obtenidas en la transmisión de la vivienda habitual del contribuyente pueden resultar exentas, cuando el importe total obtenido por la transmisión se reinvierta en la adquisición de otra vivienda habitual o en la rehabilitación de aquella que vaya a tener tal carácter. Cuando para adquirir la vivienda habitual transmitida el contribuyente hubiera utilizado financiación ajena, se considerará como importe total obtenido en la transmisión, el valor de transmisión, en los términos previstos en la Ley del Impuesto, menos el principal del préstamo pendiente de amortizar.

Ahora bien, puede que usted se encuentre en una situación similar que exponemos a continuación. Un contribuyente vendió su vivienda habitual en el ejercicio 2016, obteniendo una ganancia patrimonial. En ese momento, pensaba reinvertir dentro de los dos siguientes años el importe obtenido en la adquisición de una nueva vivienda, por lo que no reflejó nada en su declaración de la renta 2016.

Pero ¿qué ocurre si pasan esos dos años y no el contribuyente no reinvierte ese dinero en la compra de otra vivienda? ¿Cómo ha de proceder ahora? Al no haber informado en su momento de la ganancia obtenida, ¿podrá realizar el procedimiento establecido en el reglamento del IRPF de presentar complementaria junto con los intereses de demora o Hacienda le reclamará el recargo del 20% por presentación extemporánea?

La Administración Tributaria ha practicado numerosas liquidaciones en supuestos en los que el contribuyente que obtenía una ganancia de patrimonio por la venta de su vivienda habitual no marcaba la casilla en la que declaraba la ganancia exenta porque se comprometía a reinvertir en el plazo de dos años.

En todos estos supuestos de reinversión, cuando no se realice la misma en el mismo ejercicio de la transmisión, es obligatorio hacer constar en la declaración del ejercicio en el que se obtiene la ganancia la intención de reinvertir. Sin embargo, según Resolución del TEAC de 18 de diciembre de 2008, el cumplimiento de este deber formal no tiene carácter sustancial u obligatorio para poder aplicar la exención por reinversión, siempre que la aplicación de la exención no se desmienta por alguna otra circunstancia de la declaración del mismo ejercicio o de los siguientes.

En el fundamento de derecho séptimo de esta resolución del TEAC se dispone lo siguiente:

«Séptimo.-A la vista de todo lo expuesto, debe concluirse que no puede otorgarse carácter sustancial a la forma de exteriorización de la exención por reinversión planteada como obligatoria por el Director recurrente, esto es, a la inclusión en la declaración del ejercicio en el que se obtuvo la ganancia de la ganancia misma y de todas las menciones exigidas por el modelo de declaración.

A este conclusión se llega, básicamente, por dos razones. Por un lado, porque la normativa del impuesto no otorga, a diferencia de otros casos que se han citado, esa condición sustancial a los citados requisitos formales que, como se ha visto, se exigen de forma muy poco clara y precisa, de modo que no tienen traducción concreta más que en la Orden ministerial que aprueba el modelo de declaración y que, como se indicó, le han pasado desapercibidos incluso al «Manual Práctico» editado para 2003 por la AEAT que citó esta ganancia patrimonial exenta entre las rentas que no debían declararse.

Por otro lado porque no se aprecian razones ligadas al sustrato de las operaciones a las que se aplica la exención que exijan rigor formal, también a diferencia de los casos en los que sí estábamos ante formas sustanciales.

Por ello, es razonable entender que, si no se desmiente por alguna otra circunstancia de la declaración del mismo ejercicio o de los siguientes (como sería la aplicación de la deducción por adquisición de vivienda habitual a una base de cálculo que incluyera las ganancias consideradas exentas), la falta de inclusión en ella de la ganancia patrimonial pueda ser reveladora de la intención de elegir la exención por reinversión y, si se cumplen, obviamente, la totalidad de los requisitos de esta figura, aceptar su aplicación. Ello sin perjuicio, como es obvio, de que se pueda considerar como constitutiva de infracción tributaria la falta de incorporación al modelo de declaración de información que es requerida por él, en particular si, cuando en el ejercicio de la venta aún no se ha realizado la reinversión, no se informa de la intención de reinvertir en el plazo legalmente disponible para ello».

Para resolver dudas como ésta, Asesor Excelente cuenta con cursos totalmente actualizados en materia fiscal, laboral, mercantil y contable. Si quieres estar al día, consulta las últimas Medidas fiscales contenidas en la Ley de Presupuestos Generales 2018.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)