Las rentas vitalicias son rentas periódicas que se cobran a lo largo de la vida, hasta el fallecimiento. El importe está ligado a la aportación que realiza el usuario y la aseguradora se compromete a pagarle una cantidad periódica. De esta forma, se convierte en rentas el capital que se aporta.

Es frecuente que cuando llegamos a una determinada edad, próxima a la jubilación, pensemos en tener una calidad de vida garantizada. Existen muchos productos de ahorro y las rentas vitalicias son uno de ellos.

Cuando se constituye una renta de este tipo con una aseguradora hay que saber cómo funcionan estos productos.

Nos vamos a centrar en un contribuyente que hace dos años, con 75, vendió un piso que tenía en propiedad y constituyó una renta vitalicia. Ahora quiere recuperar parte del capital, ¿cómo le influiría este rescate en la declaración de la renta del próximo año?

En caso de que el inmueble no fuera la vivienda habitual del contribuyente, y la ganancia patrimonial hubiera quedado exenta por haber destinado el importe de venta a la constitución de una renta vitalicia asegurada (38.3 LIRPF), es importante destacar que, en caso de anticipación, total o parcial, de los derechos económicos derivados de la renta vitalicia constituida, se deberá someter a gravamen la ganancia patrimonial correspondiente.

 

Rendimientos derivados de la renta vitalicia

 

En cuanto a los rendimientos derivados de la renta vitalicia, tributan como rendimientos del capital mobiliario. Así, para determinar la parte de la renta que se considera rendimiento del capital mobiliario, se aplicará un porcentaje fijo aplicable a cada anualidad dependiendo de la edad del rentista en el momento de constitución de la renta, permaneciendo invariable a lo largo de la duración de la misma (en este caso, el 8%).

 

Rescate parcial de la renta vitalicia

 

En este caso, la LIRPF señala en su artículo 25.3.5º lo siguiente:

«En el caso de extinción de las rentas temporales o vitalicias, que no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, cuando la extinción de la renta tenga su origen en el ejercicio del derecho de rescate, el rendimiento del capital mobiliario será el resultado de sumar al importe del rescate las rentas satisfechas hasta dicho momento y de restar las primas satisfechas y las cuantías que, de acuerdo con los párrafos anteriores de este apartado, hayan tributado como rendimientos del capital mobiliario».

En los casos de rescate parcial, las repercusiones fiscales que se producirían son exactamente las mismas que las ocurridas si se hubiera realizado el rescate total, con la salvedad de que, en el cálculo del rendimiento generado, se prorratean las magnitudes intervinientes según el porcentaje que suponga el rescate parcial frente al eventual rescate total que se hubiera podido realizar.

En el caso de rescate de una renta vitalicia que se constituyó al amparo del artículo 38.3 LIRPF para conseguir la exención en el IRPF de la ganancia de patrimonio por reinversión en rentas vitalicias, el contribuyente deberá presentar declaración complementaria por la totalidad de la reinversión y no sólo por el rescate parcial. De la lectura del artículo 38.3 LIRPF y de su desarrollo reglamentario (artículo 42.5 RIRPF) concluye la DGT en Resolución V1322-20, de 8 de mayo de 2020, que el rescate parcial de la renta vitalicia constituida supone la tributación de la totalidad de la ganancia patrimonial que en principio resultó exenta por reinversión del importe de la transmisión en una renta vitalicia.

Si quieres resolver dudas como el Gabinete Jurídico de Asesor Excelente te puede ayudar. Los expertos más cualificados en materia fiscal, laboral y contable están a tu disposición para asesorarte en los asuntos más complejos.

 

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)