El modelo 130 es el modelo de autoliquidación del pago fraccionado del IRPF que han de presentar todas las personas físicas que desarrollan actividades económicas mediante estimación directa normal o simplificada.

Este modelo de autoliquidación de los pagos fraccionados trimestrales a cuenta del rendimiento de la actividad en régimen de estimación directa del ejercicio, tiene un sistema que autoliquidación e ingreso regulado en los artículos 109 a 112 del Reglamento del IRPF. Aunque el sistema de cálculo trata de ajustarse lo más posible al rendimiento real de la actividad, puede ocurrir -al igual que ocurre con el sistema de cálculo de las retenciones a cuenta de los rendimientos del trabajo-, que dichos pagos fraccionados no coincidan finalmente al 100% con el rendimiento real de la actividad del ejercicio, pero tales desajustes se compensan al realizar la autoliquidación y declaración del IRPF del ejercicio.

¿Qué ocurre cuando el modelo 130-4T no coincide con lo que se declara en el IRPF? ¿Hay que realizar una complementaria del 130?

No habrá de realizarse, por tanto, declaración complementaria (o, en su caso, rectificación) de dichas autoliquidaciones trimestrales, salvo que se haya producido un error en el momento de la cumplimentación de las mismas y eso haya provocado diferencias entre lo ingresado realmente y la cantidad correcta que hubiese debido autoliquidarse.

 

¿Cuándo debe presentarse el Modelo 130?

 

Debe presentarse en los meses de enero, abril, julio y octubre, como muestra en el calendario fiscal de 2017:

  • Primer trimestre: del 1 al 20 de abril, ambos inclusive.
  • Segundo trimestre: del 1 al 20 de julio, ambos inclusive.
  • Tercer trimestre: del 1 al 20 de octubre, ambos inclusive.
  • Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero, ambos inclusive.
¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)