Las operaciones triangulares son aquellas en las que intervienen tres actores o más. Existe un fabricante, un intermediario y el cliente final o comprador. Estas operaciones se caracterizan porque la mercancía se transporta directamente desde el país de origen al de destino, sin pasar por el país intermediario.

Imaginemos el caso de una empresa española con domicilio fiscal en España. Esta empresa vende mercancías a Alemania, pero los productos son enviados directamente por la empresa española al continente africano. Por tanto, sale mercancía por aduana: ¿cómo tiene que emitir la factura la compañía española a la empresa alemana?

En este caso, existen dos entregas (una, la efectuada por la sociedad española en favor de la empresa alemana, y otra, la efectuada por la empresa alemana en favor de un tercero establecido fuera de la Comunidad Europea). Según establece el artículo 68 de la Ley 37/1992, ambas entregas se consideran realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido español y están por tanto sujetas al mismo.

A efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, ninguna de las entregas mencionadas en el punto primero anterior tiene la consideración de entrega de bienes intracomunitaria, pues los bienes son objeto de exportación con destino fuera de la Comunidad, directamente desde territorio español.

Los supuestos de exención previstos en el artículo 21, números 1.º y 2.º de la Ley 37/1992 no resultan aplicables a la entrega de bienes efectuada por la sociedad española en favor de la empresa alemana, dado que el transporte de los bienes con destino a la exportación no se produce con ocasión de tal entrega, sino que dicho transporte está vinculado a la entrega posterior que de los mismos bienes efectúa la empresa alemana en favor de un tercero establecido fuera de la Comunidad Europea.

Por tanto, la Sociedad española deberá repercutir a la empresa alemana el importe del Impuesto sobre el Valor Añadido que grava la entrega de bienes que realiza en su favor.

Finalmente, sí estará exenta la entrega efectuada por la empresa alemana, a condición de que dichos bienes sean expedidos o transportados fuera de la Comunidad por dicha empresa o por un tercero que actúe en nombre y por cuenta suya.

La exención estará condicionada a la salida efectiva de los bienes fuera del territorio de la Comunidad, entendiéndose producida la misma cuando así resulte de la legislación aduanera.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)