La resolución de la Dirección General de Tributos (DGT), trata los gastos de manutención y estancia de un trabajador autónomo por la prestación de servicios en el extranjero.

 

¿Cuáles son los antecedentes de hecho en la cuestión planteada en la consulta?

 

Un pensionista se ha dado de alta como autónomo en el ejercicio 2021 teniendo un sólo cliente con sede en Alemania. Dicho cliente contrata sus servicios para que sean prestados en Alemania y terceros países (Argentina, China, Irán, Vietnám, Rusia, etc.), dependiendo del proyecto.

En estos términos, se cuestiona si resulta de aplicación el régimen de aplicación de dietas por desplazamiento al extranjero, establecido en el artículo 9 A. 3. Del Reglamento de Desarrollo de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), en adelante LIRPF. En este sentido, la resolución analiza si resultan de aplicación las siguientes cuestiones:

  • Si siendo aplicable, en su caso, el régimen, teniendo en cuenta la dificultad de obtener facturas acreditativas de los gastos incurridos (comidas, alojamiento, etc) en los distintos países a los que se desplaza, que cumplan con los requisitos exigidos legalmente por la normativa española.
  • Si resulta aplicable en su caso en su declaración de IRPF, la exención del 7.p) de la LIRPF, teniendo en cuenta que es autónomo dependiente de un sólo cliente que, a su vez, tiene su sede en el extranjero, y sus servicios son contratados por esa empresa extranjera para realizarlos fuera de España.

 

¿Criterio establecido por la DGT?

 

El consultante es un pensionista activo, que desarrolla una actividad económica como autónomo, (asesoría técnica), la inexistencia de una relación laboral determina que no le resulte de aplicación en su caso, el régimen de dietas previsto en el artículo 9 del Reglamento del Impuesto.

No obstante, en este caso, de acuerdo con lo establecido en la regla 5.ª del apartado 2 del artículo 30 de la LIRPF, tendrá la consideración de gasto deducible para la determinación del rendimiento neto en estimación directa del consultante, los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de su actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores, es decir, con el límite de 53,34 euros diarios, si corresponden a desplazamiento dentro del territorio español, o 91,35 euros diarios, si se refieren a desplazamientos a territorio extranjero.

 

En conclusión…

 

En el presente caso, la resolución de la DGT rechaza la aplicación de la regla de aplicación de dietas por desplazamiento al extranjero a las denominadas asignaciones para gastos de locomoción y para gastos de manutención y estancia, en el sentido de su exoneración de gravamen. Y todo ello, derivado de la inexistencia en este caso planteado del autónomo, de una relación laboral impide la aplicación de la exención prevista en la letra p) del artículo 7 de la LIRPF

 

¿Quieres saber más?

Consulta DGT V0562-21, de 11 de marzo de 2021.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 1 Promedio: 2)