Desde el 1 de enero de 2013, la deducción por inversión se encuentra derogada, si bien, se establece un régimen transitorio por el que pueden continuar practicando la deducción por inversión en vivienda habitual en los mismos términos que los establecidos hasta el 31 de diciembre de 2012 los siguientes contribuyentes:

a) Los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2013 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma.

b) Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades con anterioridad a 1-1-2013 por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, siempre que las citadas obras estén terminadas antes de 1 de enero de 2017.

c) Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre y cuando las citadas obras o instalaciones estén concluidas antes de 1 de enero de 2017.

En todo caso, se exige como requisito que el contribuyente hubiera practicado la deducción por inversión en vivienda habitual en relación con las cantidades satisfechas para la adquisición o construcción de dicha vivienda en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2013 (es decir, 2012 o años anteriores), salvo que, en el supuesto de adquirir una vivienda habitual habiendo disfrutado de la deducción por adquisición de otras viviendas habituales anteriores, la deducción no se hubiera podido practicar porque las cantidades invertidas en la nueva vivienda no superen las cantidades invertidas en otras viviendas habituales anteriores, y/o porque el importe invertido en la misma no haya superado el importe exento por reinversión.

En los casos anteriores, la deducción se practica de acuerdo con el régimen vigente hasta el 31 de diciembre de 2012.

En el caso de que un contribuyente realizara en 2010 una ampliación de su vivienda habitual a través de un préstamo hipotecario, ¿se podría deducir todos los años las cantidades destinadas a la amortización del préstamo?

Pues bien, para poder practicar dicha deducción será necesario que concurran los siguientes requisitos:

– El contribuyente haya satisfecho con anterioridad a 1 de enero de 2013 cantidades destinadas a la ampliación de la vivienda habitual (requiere el aumento de la superficie habitable).

– El contribuyente se hubiera aplicado la deducción en relación con esas cantidades en IRPF 2012 u otro anterior.

– Las obras de ampliación hayan concluido antes de 1 de enero de 2017.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)