En el siguiente post vamos a resolver una preocupación que un socio de Asesor Excelente trasladó a nuestro Gabinete Jurídico recientemente y que habrá surgido también en muchos despachos profesionales en los últimos meses. Vamos a hablar de una Comunidad de Bienes constituida con anterioridad al 1 de enero de 2016 y que realiza actividades mercantiles. Según consultas vinculantes de la DGT, estas comunidades están en atribución de rentas. A raíz de algunas comprobaciones que está realizando la AEAT en las Comunidades de Bienes que son de carácter mercantil, a este asesor le ha surgido una gran preocupación ya que Hacienda considera que estas comunidades están mal encuadradas y las pasa a tributación por Impuesto de Sociedades ya que su actividad es mercantil. ¿Convendría transformar una Comunidad de Bienes en Sociedad Limitada?

Nuestro Gabinete Jurídico desconoce si se están llevando a cabo tales actuaciones por parte de la AEAT, lo que sí es cierto es que, con frecuencia, bajo la forma de Comunidad de Bienes se han efectuado actividades más propias de una sociedad civil.

La Comunidad de Bienes se caracteriza porque los integrantes de ésta, denominados comuneros, ostentan la propiedad de un bien (normalmente, un inmueble) y la gestionan, repartiéndose los beneficios y asumiendo los gastos en proporción a su cuota de propiedad.

Por el contrario, en la sociedad civil, la finalidad no es la gestión de un bien común, sino poner en común bienes, dinero o trabajo para desarrollar una actividad.

Hasta 2016 esta diferenciación no tenía incidencia tributaria, pero desde esa fecha las sociedades civiles con personalidad jurídica y objeto mercantil tributan por Impuesto sobre Sociedades.

Por otro lado, el mantenimiento de los censos forma parte de la actividad de la administración tributaria por lo que, si detecta la existencia de una “comunidad de bienes” que no es tal, procederá a su reclasificación, la mayoría de las ocasiones, a sociedad civil.

La tributación por IS dependerá entonces del carácter mercantil o no de su objeto y de la existencia de personalidad jurídica.

En relación con esto último, dependerá de la solicitud del NIF ante la AEAT. Si se solicitó un NIF de comunidad de bienes, la AEAT ha manifestado que esa circunstancia es indicativa de la voluntad de sus miembros de que sus pactos se mantengan secretos, por lo que no tendrá personalidad jurídica y, por tanto, no se considerará contribuyente del Impuesto sobre Sociedades.

Si quieres despejar dudas como esta, Asesor Excelente pone a tu disposición cursos actualizados en el ámbito fiscal, laboral, mercantil y contable. En estos momentos, estamos emitiendo un curso sobre Fiscalidad en la empresa familiar, que te dará todas las claves de las exenciones fiscales que afectan a este tipo de empresas.

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 0 Promedio: 0)